Ecos estudiantiles desde el istmo

Por Silvia Isabel Contreras Carreyó
@sundarikotatzu

la foto 3

El pasado 2 de abril, un grupo de muchachos asistió a la Universidad de Panamá para liderar un foro acerca de la situación de Venezuela. A pesar de contar con la aprobación del Decanato de Comunicación Social de dicha casa de estudios, no fue posible desarrollar la actividad ya que otro grupo de jóvenes la saboteó, utilizando incluso la violencia.

¿Quiénes eran los expositores y quienes eran los saboteadores? Los primeros pertenecen a un grupo de jóvenes estudiantes venezolanos residentes en Panamá de varias universidades, como la UP, la Universidad Latina y la Universidad de Louisville. De los saboteadores se dice que ni siquiera son estudiantes activos de la UP, según declararon sus autoridades al canal de noticias TVN (ver reseña).

La principal casa de estudios del país centroamericano, que alberga en sus aulas a más de 50 mil estudiantes, profesa la pluralidad de pensamiento, como debe ser en cualquier universidad. ¿O debo decir en cualquier sociedad? Entonces, ¿qué piensan realmente los estudiantes de la Universidad de Panamá acerca de la situación en Venezuela? La única manera de averiguarlo era preguntándoselo a ellos mismos, en el Campus principal ubicado en la Avenida Transístmica, Ciudad de Panamá, a una semana del enfrentamiento. He aquí una ventana hacia las emociones, ideas y opiniones de los jóvenes panameños.

Anthony, estudiante de Comunicación Social: “Es un conflicto de intereses políticos, de dos sectores, la mayoría de la población está dividida. Hay personas, que contrario a los Derechos Humanos, apoyan a un régimen que quizás ha sido totalmente abusivo con el pueblo. Hay personas que están sufriendo una crisis que no vienen de ahora, crisis alimentaria, crisis política, crisis de salud, que hace rato estaban instauradas en el país. ¿Cómo solucionar esas crisis ahora, puesto que todo explotó y se convirtió en una situación caótica? Es una inconciencia que en el Siglo XXI aún se sigan suscitando hechos de esta magnitud sin que los organismos internacionales actúen como deberían.”

Briggith, estudiante de Psicología: “El que está gobernando no deja que las personas que están allá tengan su propia opinión, tampoco toman en cuenta lo que ellos puedan decir para que el país mejore.”

Héctor, estudiante de Diseño Gráfico: “Pienso que se están tomando medidas drásticas que no deberían tomarse. Debería ser de una manera pacífica, con más diálogo y menos violencia.”

Víctor, estudiante de Derecho: “Hay un conflicto entre el gobierno y la oposición. El gobierno de Nicolás Maduro no le da la oportunidad al pueblo de expresarse y a su manifestación pacífica. Lo que hace es oprimirlos, dispararles, porque hay muertes, hay estudiantes de las universidades que aparecen muertos. Es una violación a los Derechos Humanos que tiene cada persona de expresar su opinión. Nicolás Maduro, aunque dicen que es ilegítimo, es el Presidente de Venezuela, y como tal, el gobierno es el garante de los derechos de cada ciudadano. Igualmente están violando el derecho a la libertad, como le pasó a Leopoldo (López) que por expresar su opinión en contra del gobierno, está preso, no se le respeta su presunción de inocencia: mientras no hay prueba, todo el mundo es inocente. Ahora mismo el pueblo está sufriendo por el desabastecimiento de comida, de las necesidades básicas que tienen nuestros hermanos venezolanos. En resumidas cuentas, el gobierno tiene que respetar los derechos del pueblo.”

Emily, estudiante de Arquitectura: “No sé si realmente están luchando por lo que quieren, o están tratando de llamar la atención. He conocido varias opiniones de diferentes personas, del régimen imperialista y socialista, cada quien con su punto de vista. Pero creo que ahora mismo están algo pasados los del gobierno, matando tanta gente. No deben hacer eso. Tienen que buscar la manera de llevarles la contraria pero no con tanta violencia.”

Ashley, estudiante de Eventos y Protocolo Corporativo: “Es difícil lo que los venezolanos están pasando, es injusto. Tienen que formar filas (para comprar comida)… Eso se tiene que acabar.”

Deneica, estudiante de Química: “Nadie tiene derecho a vivir así como está viviendo esa gente ahora mismo, si tenemos unos Derechos Humanos. Nadie tiene derecho de privarte a ti de nada, ni tampoco de hacerte sentir incómodo. Y vivir como están viviendo ellos allá es estar incómodo. Yo siento que allá arriba hay un Dios, y que algún día va a hacer justicia por cada una de las cosas que ha hecho Maduro y todo ese clan.”

Elia, estudiante de Química:
“Venezuela es un país ejemplo para muchos. Decir que Venezuela tenía tanto y ahora no tienen nada… es triste. No podemos decir que Venezuela está en su mejor momento, para nada. Antes se escuchaban cosas tan buenas de Venezuela, pero ahora es un caos horrible. El que tiene la oportunidad de salir sale, pero el que no, cómo hace. Como país debemos reflejarnos en el espejo de Venezuela. Nosotros, Panamá, que ahora mismo estamos próximos a unas elecciones y que se están viendo cosas que dan miedo, hay que tener en cuenta eso.”

Iván, estudiante de Química: “Da tristeza. Venezuela es una gran tierra, la tierra del Libertador Simón Bolívar, en lo personal es un ídolo, por lo que me han dado en mi vida como estudiante. Y pensar que en la tierra donde él mismo vivió y que tanto luchó porque fuera libre, de nuevo hoy retrocede, vive prácticamente en esclavitud. Un día estuvimos unidos, siendo un solo país. Al pueblo venezolano y sobre todo a mis compatriotas estudiantes, porque los considero mis compatriotas, les digo que sin lucha no hay victoria. ¡Sigan luchando!”

Cornelia, estudiante de Psicología: “En Venezuela se están violando los Derechos Humanos de los venezolanos. Y cualquier agresión a los Derechos Humanos debe ser frenada. Cuando se agrede a una persona, se agrede a toda la humanidad.”

Joana, estudiante de Biología: “Ya el pueblo está cansado del trato que les están dando, y decidieron salir y enfrentar lo que les está sucediendo. Deben seguir luchando hasta lograr una mejor solución, defendiendo sus derechos, como la libertad de expresión. Los tienen encerrados en el país prácticamente. Cerraron los canales independientes, tienen problemas con la comida, que se la tienen racionada. Es un tipo de opresión lo que está sucediendo. Se supone que un país es libre… Y, Ok, tiene que tener alguien que lo rija, pero de manera liberal. No que los mantengan encerrados como si fueran prácticamente presos en su propio país.”

Carlos, estudiante de Arquitectura: “Es muy difícil lo que está pasando. Todos desearíamos que se arreglara.”

Katherine, estudiante de Derecho: “Han sido muchas las personas afectadas por esta situación, muchas conocidas y allegadas que tengo en Venezuela me han dicho que ha sido terrible la situación. A parte de la miss que falleció por la represión que ha habido por parte de la policía. Lo importante es confiar en Dios, que todo esto pasará pronto, y contar con el apoyo de más países latinoamericanos. Creo que hay que apoyar. Venezuela ha sido un país que ha aportado mucho a nivel latinoamericano, y este es el momento para apoyar en lo que se pueda, sin tener que decirle cosas ofensivas al presidente Maduro, creo que merece respeto como presidente. Creo que hay muchas cosas por hacer, por ambas partes, tanto por la población como por el gobierno.”

Enca, estudiante de Postgrado en Docencia Superior:
“Me parece que es una situación bastante triste, ver cómo pueblo y pueblo se agrede por la falta de entendimiento entre parte y parte. Se han perdido vidas, se vive una situación de escasez, lo cual en nada contribuye al bienestar y a la vida en democracia que todo país necesita.”

Orlando, estudiante de Postgrado en Docencia Superior:
“De primera mano conozco la inseguridad que vive Venezuela, la escasez. Cuando era estudiante (de pregrado), viví 5 meses en Venezuela; fui a hacer una pasantía allá, en 2010, a Caracas. Chávez aún vivía. Es un país que estimo mucho y tengo muchos amigos venezolanos, que me trataron muy bien cuando estuve allá. Muchos de estos amigos han salido de Venezuela, debido a la situación que se vive allá. Fui a Margarita y Canaima, por lo que también conocí la parte bonita de Venezuela, así que espero que puedan solucionar sus diferencias.”

El sentido común, la inocencia, y sin duda, la buena voluntad, se encuentran en sus respuestas a la pregunta única: “¿Qué opinas acerca de la situación de Venezuela?”. Cada vez que alguno decía que era “triste”, sentía que lo leían en la inmensa pancarta de protesta que tengo en lo más profundo de mi pecho. En todos sentí empatía, solidaridad con el pueblo venezolano y en ninguna percibí las ganas de agredir a quien quisiera hablarles más acerca de la Venezuela de hoy, esas ganas que sí demostraron los jóvenes de procedencia incierta que sabotearon el foro del pasado 2 de abril.

A todos los escuché con atención, aprendí de ellos, incluso de la veintena que no quiso dar su opinión; unos decían que iban apurados, a otros la pena los enmudecía, y otros tantos decían que no tenían ni idea de qué estaba pasando en Venezuela. Sus respuestas hablan de ellos: indiferentes e inconcientes. La realidad sin duda nos cambia. Que lo digan los estudiantes venezolanos.

Sobre la autora:
Silvia es Comunicadora Social egresada de la Universidad Católica Andrés Bello y especialista en Comunicaciones Integradas de la Universidad Metropolitana, ambas en Caracas. Es también instructora de Yoga y actualmente reside en Ciudad de Panamá, donde cursa estudios de Psicología. Escribe en este blog porque quiere recuperar la Venezuela que la vio crecer y cree firmemente que la denuncia es esencial para lograrlo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s