La desgracia de ser un PNB: preámbulo a una conciencia conciliatoria

Por: Aya Sabina Bracho Kodani
@chabina

Hace un par de semanas en Caracas, tuve la muy extraña oportunidad de conversar abierta y calmadamente con un agente de la Policía Nacional Bolivariana (PNB). Por razones de mutua seguridad y como parte del compromiso adquirido con él, ni siquiera tomé datos sobre su nombre ni tampoco revelaré locación a la cual estuvo asignado en el momento en que me confió su testimonial abajo descrito.

Sin duda alguna ambos concluímos que ser un PNB es una desgracia. Son odiados por los civiles demócratas debido a su participación en la opresión de manifestaciones de protesta contra el régimen dictatorial. Pero también son aborrecidos y muy maltratados por el Estado de no reprimir ferozmente a las cientos de miles de personas que apenas con una bandera manifiestan su oposición a la instauración de la dictadura en Venezuela a través de la injerencia Castro-comunista.

Todo lo que me comentó el PNB me horrorizó y me sensibilizó mucho con la desafortunada realidad que viven sea como civiles, profesionales o asalariados. Conforme a Gaceta Oficial e inclusive al recibir cartas de trabajo, su sueldo “oficial” sobrepasa los BsF. 9mil. No obstante, quincenalmente apenas reciben cerca de BsF. 2mil. Constantemente y sin consulta alguna son desproveídos de parte importante de su salario a favor de la “causa rebolucionaria”, al abusivo nivel de quitarles BsF. 3mil durante las campañas presidenciales de Hugo Chávez a fin de garantizar la desproporcional maquinaria propagandística. Así, sin importar la cantidad de personas que dependen de ese agente, el costo de la cesta básica alimenticia ni las necesidades particulares de medicinas a comprar mensualmente, un PNB simplemente está condenado a conocer el monto exacto y real de su quincena en el momento en que reciba el pago.

Con gran frustración acumulada y molestia evidente, el PNB se quejó que ningún medio de comunicación cubrió la noticia del enfrentamiento armado que protagonizaron entre noviembre y diciembre de 2012 en la sede de la PNB de Caracas. Los agentes furiosos ante la sustracción inconsulta de los BsF. 3mil a favor de la campaña presidencial para derrotar por todos los medios al opositor Henrique Capriles, asistieron de manera organizada y decidida a su sede principal para exigir sus derechos laborales. El entonces presidente Hugo Chávez ordenó a la Guardia Nacional la “neutralización” de la acción de protesta de los efectivos policiales. Ante dicha orden, los PNB no permitieron amedrentamiento y desenfundaron sus armas a la par de la guardia. Nadie mencionó nada al respecto. La censura de los medios acallados por el régimen también condenaron los derechos de los policías poniendo en riesgo sus vidas. Es decir, exponen sus vidas para cumplir las órdenes de un descompuesto régimen con denotada injerencia cubana, les quitan su sueldo y para colmo los mandan a neutralizar sin derecho a exposición pública de sus derechos laborales.

También me compartió información sobre los castigos de los que son objeto haciendo plantón o quitándoles parte del sueldo por ejemplo en la ocasión de las primeras confrontaciones con los manifestantes en Altamira a la altura de la Torre Británica. Actualmente a los PNB les quitan las arman e inclusive están alineando de primero a agentes femeninas en las formaciones de bloqueo a manifestantes civiles. Si la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) reprime con bombas lacrimógenas y/o perdigones y los presentes “contra atacan” asimétricamente con piedras o botellas, los primeros en recibir impactos de objetos contundentes son los PNB. Yo le reclamé fuertemente que no tiene derecho alguno a comparar una piedra o botella lanzada en legítima defensa dado que la acción desmedida de la GNB potencia tantas más veces la acción potencialmente mortal de las armas de “disuasión” que utilizan, aún en concentraciones pacíficas. Él pretendió recalcar que los manifestantes usan máscaras, capuchas y hasta escudos… a lo cual francamente le contesté: “chamo, ¡ni que uno fuera idiota! Por supuesto que buscas la forma de protegerte porque ya sabemos lo irracionales que se han vuelto con la injerencia cubana militar y que su objetivo es neutralizar aunque eso implique matar. No tenemos armas, pero tampoco es miedo. Y esta lucha también es por ti, por tu familia y por nuestro futuro”. El PNB bajó mucho la guardia al notar en mis comentarios la fortaleza de una oposición democrática que ha desarrollado un compromiso civil y progresista de masas sin necesidad de líder único sino más bien motorizado por la firme convicción que el legado de Hugo Chávez sólo generó descomposición de una sociedad que tiene potencial de propulsar una grandiosa nación, de progreso real, para TODOS.

El plantón lo tuvo que cumplir con otros compañeros por no haber arremetido salvajemente como se les ordenó con los equipos antimotines. Los agentes indicaron que los manifestantes protestaban de manera pacífica y que no estaban armados. No obstante, el temor por el clamor del renacimiento de una República verdadera en Venezuela, exacerba el instinto más bajo de un régimen opresor.

Cuando le pregunté por qué seguía trabajando como PNB me confesó varias cosas que me hicieron sentir profunda pena por su condición. Actualmente “no aceptan” más de diez renuncias mensuales dada la ola de descontento en las filas internas con lo cual se ha generado un movimiento voluntario de entrega de placas y armamento para retirarse como sea de la PNB. Es decir, esos agentes dieron la vida por el régimen, su sueldo ha sido robado por el régimen, no serán reconocidos sus honorarios por tiempo servido y seguramente serán objeto de persecución y amedrentamiento a sus familias al haber estar totalmente inmersos en el sistema de inteligencia militar cubana. ¡Qué desgracia!

No pueden renunciar. No pueden retirarse y esperar su liquidación por ley y menos reposición del dinero que les sustrajo Chávez o Maduro para temas partidistas. Pero lo más triste de todo, tampoco tienen mayor opción de nuevas perspectivas laborales. Casi me provocó brindarle un abrazo de apoyo moral cuando me dijo: “a ver, dime tú, ¿quién me contrataría al leer en mi curriculum tantos años trabajando como PNB?”. Sin duda, ninguna persona del 50% de la población venezolana que ya se hizo sentir en las urnas en contra del régimen Chávez/Maduro a finales de 2013.

Las únicas opciones que tienen es trabajar como agentes de seguridad privada si alguien les diera la oportunidad para “lavarse la fama” o entrar en un Ministerio. Pretender trabajar en un ente público del régimen chavista es sin duda un viacrucis que muchos prefieren evitar o dejar de última opción ya en desespero. Me comentó que a los funcionarios les exigen entre tres y seis meses de salario como “comisión” por “hacerles la palanca” para que entren a un Ministerio Público desde tiempos en que regía el difunto… Los que tratasen de beneficiarse con el precario seguro médico para sí mismos y quizá para familiares, debían trabajar de gratis por medio año. A lo cual yo me exalté “¡¿seis meses sin cobrar?! Y ¿cómo sobreviven entonces?”. El PNB con gran pena reconoció que algunos han caído en la delincuencia para hacerse de dinero por debajo de la mesa mientras se cumple el periodo de “comisión” o tienen que articular un plan familiar para conseguir recursos de otras fuentes en paralelo.

Qué desgracia ser PNB…

Escrito todo esto y en honor al compromiso que adquirí con ese agente de la PNB que accedió voluntariamente a participar en un diálogo sincero conmigo como opositora y progresista, llamo a la conciencia de los lectores hacia una actitud pacifista, constructiva e incluyente. Es importante no cometer los mismos errores de quienes por no tener argumentos han optado por las armas y la irracionalidad. Abordemos de a uno en uno a un PNB, a un GNB, a un chavista, a un madurista y hagamos ver con argumentos concienzudos que esta lucha social a favor de la restitución de una República plena de derechos civiles y oportunidades de progreso es un movimiento espontáneo único en la historia moderna de Venezuela que profesa la instauración de una democracia que vele por el respeto de los derechos de TODOS los venezolanos.

Por la próxima libertad de Venezuela. Porque los caídos en las protestas sean honrados con una República soberana y democrática. Porque los estudiantes del Movimiento Estudiantil Venezolano tengan las oportunidades de hacer brillar nuestra Nación con su sed de libertad y progreso. Porque todos los civiles tengamos oportunidades reales de progresar profesionalmente sin ver que nuestra calidad de vida se extinga. Porque agentes de la PNB, GNB y las Fuerzas Armadas Nacionales tengan la oportunidad de resarcir su clientelismo político por 15 años, se liberen de la bota Castro-comunista y se dediquen de por vida a proteger la democracia que jamás se debió perder en Venezuela…

…estamos del lado correcto de la historia.

#SOSVenezuela #PrayForVenezuela #ImYourVoiceVenezuela #FreeVenezuela #NoMoreDictatorshipInVenezuela #BastaDeBalasEnVenezuela #NoMásDictaduraEnVenezuela #LiberenALosPresosPolíticosEnVzla #DesarmenLosParamilitaresEnVzla

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s